política exterior y de alianzas

    1871 a 1890

    desconfianza de Alemania

    La fundación del Imperio alemán en 1871 marcó un punto de inflexión para el sistema estatal europeo. No sólo los vecinos derrotados militarmente, sino también las potencias marginadas siguieron el ascenso de Alemania a una gran potencia europea con el mayor recelo. Las advertencias de dos estadistas de la época dejan claro cuán masiva era la desconfianza: Benjamin Disraeli, el líder de la oposición inglesa, interpretó los cambios en el continente como una "revolución alemana". el canciller ruso Alejandro Gorchakov vio a Europa casi "desquiciada". Observadores preocupados se preguntaban si el imperio creado con “hierro y sangre” perdería su posición “semihegemónica” (ludwig dehio) continuar expandiéndose, incluso luchar por el dominio en Europa?

     

    Factores básicos de la política exterior de Bismarck

    La política exterior de Bismarck estuvo inicialmente determinada por cinco factores: la convicción de que la actuación de un estadista no debe guiarse por "sentimientos" sino por "intereses"; el reconocimiento de las cinco grandes potencias europeas como actores en las relaciones internacionales; la necesidad de equilibrio político dentro de esta "pentarquía"; la intuición de que los estados “menos poderosos” podrían “poner un peso decisivo en la balanza”; cree que Europa no es sólo un cosmos de (grandes) poderes soberanos, sino también un espacio cultural y jurídico común.

    A estos cinco aspectos se sumaba el temor fundamental de que la existencia del Reich alemán se viera amenazada de varias formas: por el revanchismo francés, el liberalismo británico y el ultramontanismo católico. El Canciller del Reich temía que el mayor peligro sería la combinación de varios oponentes en una alianza hostil.

     1887 Puesto de responsabilidad Bismarck caricaturaBismarck sobre el cambio entre "venganza" y "paz".
    Puesto de responsabilidad. El guardagujas central de Europa, caricatura, publicada en: Kladderadatsch, número 49, 23 de octubre de 1887 (dominio público)

    Construyendo un sistema de alianzas

    Para contrarrestar este peligro, Bismarck concluyó una alianza de tres emperadores con Austria-Hungría y Rusia en 1873. Dos años más tarde, en la “Crisis de la guerra a la vista”, dio la impresión de que Alemania preparaba una guerra preventiva contra Francia. Dado que Rusia y Gran Bretaña no dejaron dudas de que no permanecerían neutrales en tal conflicto armado, Bismarck siguió una política de "saturación", autosuficiencia territorial. "Si pudiera trabajar", dijo en el famoso dictado de Kissinger del 15 de junio de 1877, "podría completar y afinar el cuadro que tengo en mente: no el de la adquisición de un país, sino el de una política general". situación en la que todas las potencias, excepto Francia, nos necesitan y se mantienen lo más lejos posible de coaliciones contra nosotros por sus relaciones entre sí".

     Primera página del dictado de KissingerLa primera página del dictado de Kissinger (© Otto-von-Bismarck-Stiftung)

    "Corredor honesto"

    Rusia no quería unirse al sistema de seguridad anti-francés al estilo de Bismarck. Además, exigía cada vez más algo a cambio de la neutralidad benévola de 1870/71 en Oriente. Bismarck, sin embargo, solo quería actuar como un "intermediario honesto" entre las principales potencias de los Balcanes. Al mismo tiempo, a pesar del creciente "internacionalismo" económico (Guido Thiemeyer), Alemania construyó un sistema arancelario protector y comenzó una guerra arancelaria agrícola contra Rusia. zar Alejandro II. luego endureció sus demandas políticas balcánicas y dio las advertencias con movimientos de tropas en la frontera occidental de Rusia con énfasis marcial.

    Contra los recelos masivos del Kaiser Wilhelm I, Bismarck concluyó una alianza defensiva militar con Austria-Hungría en 1879, que tenía la intención de llevar a Rusia de vuelta al entendimiento de los tres emperadores. El plan del Canciller realmente funcionó. Unos meses después del asesinato de Alejandro II, su hijo accedió Alejandro III 1881 la conclusión de un "tratado de tres emperadores". En los años que siguieron, Bismarck amplió su sistema de alianzas para incluir la "Triple Alianza" con Austria-Hungría e Italia, e inició vínculos contractuales con España y Rumania. Muchos contemporáneos acogieron su obra porque servía a la paz. Solo tenía un defecto grave: debido al límite de tiempo de los contratos de alto secreto, no estaba diseñado para durar y requería un mantenimiento constante.

     Congreso de Berlín 1878 Fundación Otto von BismarckEl 13 de junio de 1878, Bismarck inauguró el Congreso de Berlín en el Palacio del Canciller del Reich, en el que los principales políticos de las principales potencias europeas y el Imperio Otomano negociaron el orden político en la región de los Balcanes.
    Congreso de Berlín, imprimir después de una pintura de Antón de Werner (© Otto-von-Bismarck-Stiftung)

     "Sistema de trabajadores temporales"

    En 1885, febriles nacionalismos en Europa oriental y occidental comenzaron a erosionar el elaborado edificio de alianza de Bismarck. Tras el incumplimiento del Tratado de los Tres Emperadores, el Canciller del Reich redactó un nuevo concepto de orden, que Kernstück representó el tratado de reaseguro germano-ruso de 1887. Bismarck hizo bien en no darle demasiada viabilidad al acuerdo. En Rusia, los nacionalistas y los paneslavistas defendieron abiertamente una alianza con Francia durante la guerra. También en Berlín, voces importantes llamaron a la lucha.

    Dado que el Canciller estaba decidido a apegarse a su política de paz, buscó una alianza con Inglaterra en 1889. Tras el fracaso del sondeo, Bismarck reflexionó en secreto en caso de que su red de alianzas se rompiera. Para evitar la amenazante guerra en dos frentes, el Reich alemán solo tenía una opción: comprar la neutralidad rusa ofreciendo "manos libres" en Oriente, quizás incluso "à tout prix, es decir, con el sacrificio de Austria".

    para emperadores Guillermo II tal consideración estaba completamente fuera de discusión. En marzo de 1890, el joven monarca obligó a dimitir a su antiguo canciller y se atrevió a abrir nuevos caminos en política exterior. Si el "sistema de trabajadores temporales" de Bismarck (lotario gal) habría tenido un futuro se disputa hasta el día de hoy. El saldo positivo de su política exterior permanece prácticamente inalterado.

    Orden de Cristo en brillantesOrden de caballería de clase única de la Santa Sede y la más alta orden papal para servicios civiles y militares: Papa León XIII le concedió canciller en 1885 Otto von Bismarck, el único protestante portador de esta orden hasta la fecha. (© Otto-von-Bismarck-Stiftung)